¿Qué consecuencias traerá a la sociedad cubana la alteración del modelo bíblico de familia?


Por el Pbro. Alexis Hernández González. Pastor de la Iglesia Bautista «Bethania» Remedios, Villa Clara.


Clarificando el tema.

Viene a mi mente la repetida frase: en Cuba las cosas demoran, pero llegan. Recuerdo cuando, hace ya varios años, dije públicamente que llegaría el día en que los cubanos viajaríamos a cualquier país. Todos rieron estrepitosamente en aquella ocasión. Pero un día, llegó esa oportunidad. Hemos estado escuchando rumores sobre la ideología de género y ya llegó a Cuba. La mayoría de los cubanos desconocen, en que consiste esta ideología de género. Para colmo de males, llega a nuestro país de la mano de aquellos que combatieron las “deviaciones sexuales” en el pasado. Según políticos, sociólogos, y filósofos esta es la nueva revolución de la izquierda. Organismos como la ONU, la CE, y otros, son parte de una agenda globalista que pretende disminuir la natalidad promoviendo el aborto y la homosexualidad. Para lograr sus fines se destinan millones de dólares cada año. Así que nos encontramos frente a un proceso de globalización cultural como dijo Ángela Hernández, diputada colombiana: «Lo que sentimos es una colonización de sus costumbres e ideas sobre las nuestras y de alguna manera trata de imponer su forma de vida».

El mundo anda hablando y haciendo sobre el tema llamado ideología de género, desde el siglo pasado, y con más fuerza en la cuarta conferencia mundial sobre las mujeres en Pekín-1995.

Según los promotores de la Ideología de género: no se nace hombre o mujer, sino que la identidad sexual es fruto de una «construcción cultural». Es una ideología (es decir, es un sistema de pensamiento cerrado) que defiende que las diferencias entre el hombre y la mujer, a pesar de las obvias diferencias anatómicas, no corresponden a una naturaleza fija, sino que son unas construcciones meramente culturales y convencionales, hechas según los roles y estereotipos que cada sociedad asigna a los sexos.

Desde la oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas, definieron la Identidad de Género como:

La identidad de género es la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la experimente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo (que podría involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de técnicas médicas, quirúrgicas o de otra índole, siempre que la misma sea libremente escogida) y otras expresiones de género. Incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y los modales.

Vivimos en medio de una sociedad donde hemos llamado a la bueno malo y viceversa. Is. 5:20, ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo…

Queremos recalcar que se designa como familia al grupo de personas que poseen un grado de parentesco y conviven como tal. Según la sociología, el término familia se refiere a la unidad social mínima constituida por el padre, la madre y los hijos. Según el Derecho, la familia es un grupo de personas relacionado por el grado de parentesco. Es la responsabilidad de la familia promover la educación y el buen comportamiento ante el medio social. Asimismo, educar a sus miembros bajo los valores morales y sociales, esenciales para los procesos en la vida.

En lo que relaciona a lo cívico.

Cívica es un término que se emplea para referirse al comportamiento de los ciudadanos y a la convivencia social de las personas que conforman una sociedad. Las actitudes cívicas se anteponen a las de violencia, maltrato o irrespeto a los demás como seres individuales y sociales.

La formación cívica y ética se refiere a los conocimientos y herramientas que el hombre debe conocer y poner en práctica con la finalidad de que la conducta humana, en la sociedad, sea de respeto y defensa por la vida, los valores y los derechos humanos.

En el 2010, el primer país en América Latina en permitir del matrimonio civil con independencia de la orientación sexual de sus contrayentes fue Argentina. Según denuncias presentadas, debido a que están en la categoría de favorecidas, estas uniones homosexuales tienen derechos y privilegios que se les niega a las uniones tradicionales.

Los cristianos estamos en contra de la violencia contra cualquier persona por su ideología o preferencia sexual. Pero lo que se pretende no es defender los derechos de un grupo en particular sino imponer una ideología a la mayoría. Flaco favor se hace la comunidad LGTBIQ+, al usar el “paraguas” de políticos y poderosos para imponer su manera de pensar y su estilo de vida, atropellando los derechos de aquellos que difieren.

Según esta ideología, la sociedad, hasta ahora, habría forzado a las personas a pensar que el mundo está dividido en dos sexos que se atraen uno al otro. La feminista radical Judith Butler, afirma: «El género es una construcción cultural; por consiguiente, no es ni resultado causal del sexo ni tan aparentemente fijo como el sexo…Al teorizar que el género es una construcción radicalmente independiente del sexo, el género mismo viene a ser un artificio libre de ataduras… en consecuencia hombre y masculino podrían significar tanto un cuerpo femenino como uno masculino; mujer y femenino, tanto un cuerpo masculino como uno femenino».

La masculinidad o femineidad, tiene su origen en la biología, se extiende a todos los ámbitos del ser de la persona y se manifiesta en todas sus dimensiones. Todas las células de nuestro cuerpo son sexuadas, XX (las de una mujer) o XY (las de un varón) y esta diferencia presente en todas las células, lo está igualmente en todos los ámbitos de nuestra personalidad.

Nadie nos ha explicado desde la ciencia, la antropología o sociología, los efectos y consecuencias a corto y largo plazo de la ideología de género en la sociedad cubana. Todavía nos resta andar un largo trecho en materia de respeto, igualdad, y derechos humanos, pero no es con el descrédito y satanización de los que disienten que lograremos una sociedad mas justa y tolerante.

En lo que relaciona a lo jurídico.

Existe un engranaje jurídico tan complejo que reconozco mi incapacidad para abordar este tema. Pero me animo a realizar ciertos comentarios relacionados al tema. También debemos mencionar que todavía no ha salido una ley de género que nos permita evaluar el alcance jurídico de la misma.

Por mencionar algunos casos, que ha primera vista pueden parecernos motivos de risa, en el mundo donde ya hay legislaciones en esta materia podemos afirmar que lo que se nos avecina es demencial. Ej. En Inglaterra en los hospitales no se le puede llamar madre a la progenitora. En Canadá una persona y un animal o árbol pueden contraer matrimonio. O Stefonkeede quien nació Paul, fue esposo por 23 años y padre de 7 hijos a los 57 años decidió ser una niña de 6 años.

En Cuba, la enseñanza de la ideología de género se ha canalizado a través de la resolución No.16/2021 del Ministerio de Educación, pero es inconstitucional hacerlo. Debemos recordar que, la enseñanza cubana es martiana según la Constitución. Y la ideología de género no le hace justicia a dicho concepto. Esta enseña principios que van más allá de lo que es la discriminación por motivos de género. También enseña el matrimonio igualitario, cuestión que no esta aprobada en la constitución de la República. El Código de la Familia vigente continúa estableciendo que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Recordemos que va en contra del propio debate constitucional donde más del 80 % de los ciudadanos estuvo en contra del matrimonio igualitario. Asimismo, debemos señalar que la educación en Cuba es laica, y los postulados de la ideología de genero son dogmáticos. Por último, argumentamos que esta enseñanza crearía bases para la desobediencia civil y afectaría la conciencia social.

Es contradictorio y absurdo que quieran legalizar un programa educativo que influye en los niños a ser homosexuales pero que vuelva ilegal intentar ayudar al homosexual que quiere dejar de serlo.

En lo que relaciona a lo educativo.

Los defensores de esta ideología consideran que “la educación es una estrategia importante para cambiar los prejuicios sobre los roles del hombre y la mujer en la sociedad”, por ello buscan que la perspectiva del ‘género’ se integre en los programas educativos. En realidad, se trata de un intento de realizar un lavado de cerebro a los niños y adolescentes en materia de sexualidad. Utilizando una propaganda disfrazada de Educación Sexual y de promoción de estilos de vida saludables, se difunde entre niños y adolescentes una visión deformada de la sexualidad humana, se promueve la homosexualidad, el lesbianismo y toda otra forma de sexualidad.

La ideología de género aumenta los conflictos psicológicos en niños; enseñarla en las escuelas debe considerarse delito y maltrato infantil.

La ideología de género parte de la premisa de la inexistencia de diferencias naturales entre hombres y mujeres, lo cual implica por principio, una negación de la antropología y de la naturaleza humana. Toda enseñanza que involucre la biología o genética, debe tener un basamento científico. La ideología de género está muy lejos de tener un respaldo científico. Es un hecho que cuando alguien se somete a un procedimiento quirúrgico para cambiar de género, su ADN no cambia ni tampoco sus cromosomas. Esta persona ha sufrido una transformación de sus órganos sexuales únicamente en el exterior pero internamente no ha cambiado.

Solo les recuerdo que la enseñanza en los primeros niveles en Cuba es obligatoria.

En lo que relaciona a lo afectivo.

Donde está institucionalizado la enseñanza de la ideología de género, está provocando el desconcierto y frustración de niños y jóvenes que se encuentran desubicados. Las consecuencias negativas de negar la femineidad y de la masculinidad, el trato idéntico a niños y niñas en las escuelas y su consideración como seres neutros y sexualmente polimorfos, están comenzando a manifestarse en forma de fracaso escolar, ausentismo, conflictos de convivencia en las aulas, violencia entre los alumnos, faltas graves de respeto hacia los profesores, así como en un incremento preocupante de las cifras de niños y niñas afectados por problemas psíquicos que no sabemos muy bien a qué responden o cómo deben ser tratados.

La ideología de género no busca simplemente una equiparación de derechos entre hombres y mujeres, sino que lo que se pretende es la igualdad funcional de los sexos. Para ello, exigen la eliminación de los tradicionales papeles del varón y la mujer, rechazando con ello la maternidad, el matrimonio y la familia, con el afán de que la mujer moderna se libere de las ataduras de la naturaleza.

El aumento de suicidios como consecuencia de los estados depresivos, en las personas que rechazan su estado biológico está ampliamente documentado.

En lo que relaciona a lo espiritual.

¿La Familia, es un proyecto del Hombre o es Creación de Dios?

El cristianismo sostiene lo que la Biblia dice: Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, varón y hembra los creó. Génesis 1:27., Porque tú formaste mis entrañas, tú me hiciste en el vientre de mi madre. Salmo 139:13. El diseño original divino es la creación de dos sexos que se complementan (no compiten) y que ambos reflejan la imagen y semejanza de Dios.

Cada género tiene un propósito divino distinto que cumplir; es Dios quien nos creó y no nosotros a nosotros mismos. Solo Dios ha reclamado la autoría de la familia, así que debemos indagar en el manual del Creador para hacer que esa sufrida y atacada institución llamada familia funcione bien.

La ideología de género es una aberración delante de Dios pues pretende desafiar Su diseño y decirle que es el mismo ser humano quien se “define”. El ser humano no “decide” su género ni puede “cambiarlo” pues ya nacemos con una identidad física, genética y espiritual definida por Dios. Tu simplemente puedes conocer quién eres y cumplir tu rol y tu propósito.

Por lo tanto, la ideología de género es un engaño contrario a lo revelado por el Creador. A esto la Biblia le llama pecado y el pecado trae muerte eterna. Al tomar esta nefasta ideología como estilo de vida la sociedad cubana se aleja de su Creador y Salvador. Los cristianos tenemos bien claro todo lo que esta en juego por lo que oramos y trabajamos sin cesar para que los promotores y practicantes de esta ideología desistan de sus planes.

El concepto de familia, no es un tema político, jurídico o una moda, que puede manipularse: La familia, data de siglos atrás, mucho antes del establecimiento de las instituciones políticas, económicas, sociales, jurídicas, religiosas, data de principios de la humanidad.

Hannah Arendt dijo: “El desprecio ideológico por la realidad contiene la orgullosa presunción del dominio humano sobre el mundo”, lo que nos lleva a la distorsión del control por medio del totalitarismo, que es nada más y nada menos, el pensamiento único que no permite opciones de debate, discusión y peor aún, niega la realidad, niega el sentido de la vida por medio del fundamento antropológico de la familia.

Debemos estar alerta y presentar defensa con mansedumbre, defendiendo la integridad de la familia. La familia, la que es ahora el motivo de ataque, por todos los medios posibles.

La familia no es un ente aislado de la sociedad. Por lo que, es de imperiosa necesidad que lo que se promueva desde lo social para la familia corresponda a los verdaderos intereses de la sociedad. Hay mucho en juego para permanecer impasible, por lo que animo a todos a orar y argumentar valientemente sobre lo que creemos.

Tomado con permiso de su perfil personal en Facebook.

Alexis, Yudith y sus tres nietos

Invitación a Reflexionar

Por Pbro. Rolando Rodríguez López. Pastor de la Iglesia Bautista de Bauta. AR.

Ante la ola de información que se mueve en nuestra nación en cuanto a la comunidad LGTB y el nuevo código familiar, los cristianos hemos estado subiendo y hablando sobre lo que la Biblia dice al respecto y la forma que afectará tanto al individuo como la sociedad.

Sin embargo; me pregunto si los pastores y líderes nos estamos preparando y a la vez capacitando las congregaciones sobre el manejo de esta nueva situación que de seguro será aprobada por el gobierno.

Pastores; hemos pensado en:

  • ¿Cómo vamos a trabajar con aquellos que lleguen a nuestras congregaciones con una mentalidad de aprobación hacia sus prácticas pecaminosas aceptadas por la sociedad?
  • ¿Qué tipo de trabajo se hará con estas personas?
  • ¿Tenemos un método o solo jugaremos a los bibliazos con ellos?
  • ¿Los veremos como enemigos desafiantes o como seres perdidos y cegados por el pecado bajo el sí, de una sociedad corrompida?

Hemos pensado cómo la congregacion:

  • Tratará aquellos que lleguen a la iglesia defendiendo sus propios ideales.
  • Tratará la arrogancia o el orgullo que los representa.
  • Manejará el ver entrar por las puertas de la iglesia a hombres vestidos de mujer o viseversa.
  • ¿Cómo manejará en las escuelas las diversas situaciones con sus hijos y las enseñanzas sobre la diversidad de género?

Estamos a las puertas de un futuro desastroso que se nos avecina y debemos estar preparados para que el nombre de Cristo sea honrado por las actitudes que pastores e iglesias asuman al respecto.

Les deseo las mayores Bendiciones para todos.

Rolando, Zurelys y sus dos hijos

Desde el Hogar de Ancianos Bautista «Gaspar de Cárdenas»


Recibimos del Director de nuestro Hogar de Ancianos la siguiente nota:


HOGAR BAUTISTA «Gaspar de Cárdenas», Cotorro, La Habana.

Amados hermanos: Un saludo fraternal

Alzaré mis ojos a los montes, ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra.

Salmo 121: 1. RVR 1960


Queremos AGRADECER a todos los hermanos de Cuba y el extranjero que oran y nos apoyan con sus ofrendas de amor. Les compartimos que por la misericordia de Dios en todo este tiempo de la COVID ningun ancianito ha adquirido esta enfermedad y solo un trabajador tuvo PCR positivo- hace varias semanas- y siguió el Protocolo del MINSAP para los asintomáticos.

¡Damos gracias a Dios por nuestro amado Hogar Bautista.

Reconocemos el abnegado trabajo de nuestras enfermeras Ivon y Eneida y las asistentes al paciente Betty y Tere, que durante varios meses han estado trabajando en cuarentena (dos semanas x dos semanas) y expresar nuestro sincero agradecimiento a sus familias por el apoyo.

Gracias a Dios por el hermano Mario Enrique y su esposa Rosy y demás obreros del Hogar que sirven a Dios atendiendo a 11 ancianos.

Pedimos vuestras ORACIONES, Dios mediante, mañana sábado 29 de mayo se estarán vacunando en el Hogar 10 ancianitos y 4 obreros con Abdala.

Próximamente recibirán una Promoción Especial de S.O.S Ofrenda Emergente pro- Hogar Bautista; pues con la llamada Tarea Ordenamiento los gastos del Hogar se han quintuplicado y lo presupuestado solo nos alcanzará para los primeros 5 meses del año 2021.

Continuemos orando x el Hogar Bautista » Ondina Maristany» de la hermana Convención Bautista de Cuba Oriental.

Una vez mas GRACIAS X VUESTRAS ORACIONES Y OFRENDAS DE AMOR PARA EL HOGAR BAUTISTA.

«Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos y mayormente a los de la familia de la fe».

Gálatas 6:7

En el amor de Jesucristo:

Dr Victor Samuel González Grillo, Director.

Pbro. Jose Miguel Martiz, Patronato.

Pbro. Alexander Isasi , Patronato.

Dr Tomas Barrueco, Patronato.

Compartimos con Uds algunas instantaneas de trabajadores, directivos y ancianos de nuestro Hogar.

Declaración de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental

Con relación a la Resolución No. 16/2021 del Ministerio de Educación.


En estos días, hemos conocido con profundo pesar que la Ministra de Educación, Ana Elsa Velázquez Cobiella, ha emitido una resolución, con fecha del 26 de febrero del 2021, aprobando la implementación, en todos los niveles de enseñanza, de un nuevo “PROGRAMA DE EDUCACIÓN INTEGRAL EN SEXUALIDAD CON ENFOQUE DE GÉNERO Y DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS EN EL SISTEMA NACIONAL DE EDUCACIÓN.” Esta noticia fue publicada el 14 de mayo de 2021 en un artículo de Cubadebate, donde Manuel Vázquez Seijido, vice-director del CENESEX, anunció: “el Ministerio de Educación acaba de aprobar un programa de educación integral de la sexualidad desde un enfoque de derechos sexuales que es sustantivamente superior al programa que estaba implementándose desde el año 2011.”(1) Si somos conscientes de los postulados que ha defendido vehementemente el CENESEX en nuestro país en los últimos años, no nos resulta difícil comprender cuál es el contenido de ese programa que lo hace “sustantivamente superior.” 

Aunque el documento habla de temas como el enfrentamiento a la trata de personas y la prevención y control de las ITS, el VIH y las hepatitis, propósitos loables, sin discusión, ese no parece ser el énfasis, ni tampoco la necesidad urgente, especialmente si se tiene en cuenta que desde hace aproximadamente un año no hay preservativos disponibles en la red de farmacias nacional. Un factor que debería ser motivo de gran preocupación, sobre todo después de que por muchos años se presentó el condón en nuestra sociedad como la panacea para prevenir este tipo de enfermedades, así como los embarazos no planificados. Por tanto, tenemos razones para concluir que este no es el enfoque principal del nuevo programa y nos alarma esta actualización para “incorporar y enriquecer su contenido educativo,” según se justifica en uno de los “por cuanto.”

En el Anexo No. 1, como parte de la explicación de la concepción pedagógica en la implementación del programa, se refrenda “El respeto a la diversidad sexual, como fundamento ético y de protección de los derechos de las personas y de rechazo a prácticas y comportamientos homofóbicos, transfóbicos e inhumanos en relación con la diversidad sexo-genérica y en particular las discriminaciones por diversidad corporal, color de la piel, orientación sexual e identidad/expresión de género.” Lamentablemente, no se define qué se entiende por “comportamientos homofóbicos, transfóbicos e inhumanos.” Esta definición se hace indispensable, puesto que algunos consideran como homofobia y transfobia el simple acto de disentir con las “teorías de género” (ideología) o con el matrimonio igualitario y la adopción de niños por parte de estas parejas.

También resulta alarmante “las recomendaciones didácticas dirigidas al personal docente,” particularmente en el Nivel I (0 a 6 años). Incluso en esta edad tan temprana, se hace distinción entre sexo biológico y “género percibido” (punto 3) y “se recomienda estructurar las actividades y juegos, alejado de los estereotipos sexistas, normas y roles de género desiguales y de relaciones de poder que pautan de forma rígida y polarizada lo culturalmente asignado como masculino o femenino.”

Nos inquieta seriamente que se tome la decisión de reforzar el enfoque de género en esta actualización del programa, obviando la opinión popular, que se hizo patente en la consulta previa a la aprobación de nuestra Constitución actual. Como se les comunicó oficialmente a los diputados de la Asamblea Nacional y a nuestro pueblo, el artículo más comentado fue el 68 (en la propuesta inicial), que trataba acerca de la institución del matrimonio. Según el informe en ese momento, “recibió 192 mil 408 opiniones, el 24.57% del total de la consulta y fue mencionado en 88 mil 66 reuniones (66%). La mayoría propuso sustituir la unión concertada entre dos personas y volver a que sea entre un hombre y una mujer”, tal y como estaba en la Constitución de 1975.(2) Por esa razón, aunque no se cumplió la petición explícita del pueblo, se cambió la propuesta inicial y quedó pendiente un referendo, donde el pueblo emitiría su aceptación o no de lo que se avizora como un controvertido Código de la(s) Familia(s).

Es impresionante que el Ministerio de Educación emita esta resolución antes de que exista una propuesta de normativa jurídica y sin que el pueblo haya expresado (nuevamente) su deseo soberano ante un tema tan sensible. Esta acción sería un paso lógico de implementación si el nuevo código finalmente se aprueba; pero no tiene sentido que se haga antes, máxime cuando estamos a solo unos meses del mencionado referendo y, por otra parte, no se volverá a las aulas de inmediato. ¿Será acaso que en el fondo existe un temor de que el pueblo manifestará su desacuerdo con las “teorías de género” y se quiere garantizar que esta regulación quede aprobada con anterioridad? No se puede dejar de notar que los acuerdos internacionales, disposiciones e instrumentos jurídicos que se citan como catalíticos de este programa no han surgido ahora, sino que el más reciente es del 2018. La pregunta de rigor es: ¿por qué la premura de aprobar la actualización del programa antes del referendo?

Nos gustaría expresar nuestro firme rechazo a que se adoctrine a nuestros hijos con presupuestos que responden a una ideología permeada de criterios anticientíficos. Si arbitrariamente esta resolución se hiciera efectiva, sería justo que también tuvieran en cuenta al pueblo cristiano cubano (y a numerosos que no lo son) en el eslogan “todos los derechos para todas las personas.” Debería considerarse que en las naciones donde se ha implantado la ideología de género (países de Europa y Norteamérica), los ciudadanos tienen otras opciones para educar a sus hijos, como escuelas privadas y escuelas en casa. Recordamos que las iglesias en Cuba ofrecían en el pasado una educación secular de altísima calidad y en la actualidad contamos con personal competente y calificado que puede garantizar estándares de excelencia en la enseñanza.

De implementarse esta resolución, no nos oponemos a que se instruya con ese “Programa de Educación Sexual” a los niños cuyos padres lo quieran y lo permitan; pero exigimos que no se imponga a toda la población. El CENESEX puede crear escuelas de educación sexual, clubes, academias, o como quieran llamarles, donde los padres que lo deseen lleven a sus hijos con total libertad, de la misma manera que se efectúa en las iglesias la enseñanza religiosa, completamente independiente de la educación pública. Algunas de las creencias de la ideología de género parecen tan religiosas, (o más), como las que profesan las religiones de este mundo, solo que sustentadas con una epistemología diferente, aunque igualmente no positivista.

Sería doloroso que muchos ciudadanos dignos se vean en la disyuntiva de no llevar a sus hijos a la escuela (asumiendo las consecuencias de ese acto de desobediencia civil) o entregarlos mansamente al bombardeo sectario de una ideología que rechazamos, la cual nuestros hijos y nietos serán inducidos a aceptar desde edades pre-escolares, según indica la resolución. Quisiéramos poder enseñarles a nuestros hijos aquello que José Martí afirmó en su presentación de La Edad de Oro (libro imprescindible en la infancia de cada cubano), que “el niño nace para caballero, y la niña nace para madre”, sin que nadie ose decir que el más universal e intemporal de todos los cubanos no sabía lo que hablaba y que su pensamiento es arcaico, obsoleto, retrógrado, machista, sexista y patriarcal. Quien quiera creerlo, tiene todo el derecho, así como de enseñarlo a todo niño y adolescente que su padre se lo permita; pero no de coartar la libertad e imponer su particular ideología a los que seguimos pensando como el apóstol.

Esperamos con sumo interés que se haga justicia a nuestra petición en cualquiera de las variantes sugeridas. Nuestro respetuoso y sincero reclamo es que se escuche y acate la voluntad popular. Las instituciones existen para servir al pueblo, no para ignorarlo e imponerle sus criterios.

Atentamente,

Junta Directiva

Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental.


Notas:

La Convención Bautista de Cuba Occidental es una asociación, legalmente establecida,  cuyos antecedentes en nuestro país datan de finales del siglo XIX, aún en los días de la Colonia, y que fue organizada como tal el 6 de febrero de 1905. En la actualidad está conformada por 560 iglesias, 28 mil miembros y una comunidad (que incluye a niños, congregados, visitantes y simpatizantes) de 70 mil personas.   

(1) Citado en Arleen Rodríguez Derivet, Andy Jorge Blanco y Ana Álvarez Guerrero, “Por una Cuba con ‘todos los derechos para todas las personas’.” Cubadebate (14 de mayo de 2021). Consultado en 19 de mayo de 2021. Énfasis añadido. http://www.cubadebate.cu/especiales/2021/05/14/por-una-cuba-con-todos-los-derechos-para-todas-las-personas-video/

(2) “Presentan a los diputados resultados de la consulta popular del Proyecto de Constitución.” Cubadebate. Consultado el 19 de mayo de 2021. http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/12/18/presentan-cambios-en-el-proyecto-de-constitucion-derivados-de-la-consulta-popular/

Comunicado a la Iglesias, Pastores, Misioneros y Líderes de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental

Queridos hermanos:

Con pesar hemos visto en las últimas semanas aumentar el número de casos de Covid-19 en nuestra nación. La situación epidemiológica decididamente ha empeorado.

Las autoridades de nuestra nación están tomando medidas al respecto. Indistintamente provincias y municipios han regresado a la Fase 1, otras a la Fase 3 y otras incluso a la Fase de Trasmisión Autóctona Limitada. (Provincia La Habana)

De manera especial, teniendo en cuenta la seriedad y complejidad del momento que estamos atravesando en nuestro país, llamamos a todos a ser prudentes.

Les recordamos que cada Fase tiene sus propias medidas y normas con respecto al aforo y capacidad de los lugares de reunión, es necesario estar bien informados. Debemos observar esas medidas fielmente, y de ser posible, ser más precavidos aún.

Les animamos con estos versículos de la Palabra:

Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió”.

Hebreos 10:23.

Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien, he puesto en Jehová el Señor mi esperanza, para contar todas tus obras.

Salmos73:28.

Aguarda a Jehová, Esfuérzate, y aliéntese tu corazón, Sí, espera a Jehová.

Salmos 27:14

Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, según esperamos en ti.

Salmos 33:22.

Nuestra alma espera a Jehová; nuestra ayuda y nuestro escudo es él.

Salmos 33:20

Dios les cuide y proteja en este tiempo.

En el amor de Cristo.

Comité Ejecutivo de la ACBCOcc

¿Qué es una Convención Bautista? (Final)

Visión de una esperanza mayor: el Reino Eterno.

En esta última publicación, repasaremos brevemente los conceptos que en cada artículo hemos expresado: En el primero dijimos que una convención es la asociación voluntaria de iglesias libres y autónomas, que al practicar la misma fe y obedecer los mismos principios bíblicos son constreñidas a reconocerse unas a otras y trabajar juntas de mutuo acuerdo por la extensión del Evangelio.

En el segundo expresamos que una convención es cada iglesia velando por el bienestar y la prosperidad de las otras, animándose a la obra misionera y a la preservación de los principios y valores comunes. Una convención es el reconocimiento de que La Biblia no permite a una iglesia estar en aislamiento. Cada iglesia local está completa en sí misma, pero a la vez reconoce la existencia de otras iglesias que sirven al mismo Señor y tienen los mismos propósitos. De ese modo, una iglesia local es una comunicad de creyentes y una convención es una comunidad de iglesias, unidas unas a las otras en el amor del Señor y por obediencia al Señor.

En el tercero, insistimos que una convención es la posibilidad de constatar en una esfera mayor, cuanto Dios está haciendo en cada iglesia para llevar adelante su plan de redención. Es poder gozarnos al ver la obra de Dios en otros y sentir que podemos hacer algo para el bienestar de todos y para la Gloria de Dios. Pertenecer a una Convención permite a cada iglesia estar en posición de dar y bendecir a otras, lo cual es la única forma bíblica de cumplir la voluntad de Dios para cada congregación de creyentes.

En el cuarto, declaramos que una convención es una oportunidad inigualable para las iglesias locales de participar unidas en proyectos comunes que interesen y beneficien a todas. Es ampliar el horizonte y las posibilidades, es mirar más allá, tal como dijo el profeta Isaías: “Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas, no seas escasa, alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas” (Isaías 54:2-3). Es el ministerio de la iglesia local tocando y bendiciendo a otras iglesias, interesándose en la vida de las demás para ayudar a su bienestar y prosperidad. Es la iglesia yendo más allá de sus propias fronteras geográficas, extendiendo así su esfera de servicio y su influencia, bendiciendo, animando a sus hermanas y juntándose a ellas para lograr lo que sola no puede lograr.

En el quinto artículo, afirmamos que una convención es el ámbito donde aquellos a quienes Dios llama al ministerio pastoral o al servicio en otra esfera de la vida eclesiástica, pueden hacerlo de una manera más amplia, invirtiendo su vida no solo en el marco de la iglesia local, sino en el compañerismo de todas las iglesias, quienes a su vez no solo reconocen el llamamiento de Dios para esos hombres y mujeres, sino son bendecidas al aportar o recibir y reconocer obreros procedentes de las otras. De ese modo, todos aportamos al crecimiento espiritual de todos y somos bendecidos precisamente por ello.

¿Qué es en definitiva una Convención Bautista?

Al unir las iglesias en un proyecto común en obediencia a la Palabra de Dios y con el propósito de extender el Evangelio de Cristo, una convención se convierte en la visión de una esperanza mayor, ¡el Reino Eterno de Dios!

Una convención, como compañerismo magnífico de iglesias que tienen las mismas convicciones, al reconocer no solo la expresión de la fe personal, sino el valor de la fe comunitaria que trasciende intereses e iniciativas personales, características locales y fronteras geográficas, nos prepara y encamina al disfrute del eterno gozo del cielo, que no será tanto un regocijo personal como la expresión del júbilo común, cuando los redimidos de todo pueblo y nación, de toda tiempo y cultura, puedan unirse definitivamente en el  gran cántico final de alabanza celestial, diciendo:

¡Aleluya! Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo.  La bendición, la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén”

Fin de la Serie

Material escrito por el Pbro. Alberto I. González Muñoz para la celebración del Centenario de la Asociación en el año 2005. Adaptado para su publicación.

¿Qué es una Convención Bautista? (V)

Photo by Pixabay on Pexels.com

La Convención: Grandes oportunidades de servicio y ministerio.

Es precisamente en la esfera de la preparación ministerial y el servicio cristiano donde más puede constatarse la necesidad y la efectividad de una convención. Las iglesias necesitan desarrollar sus líderes y obreros, y aunque pudieran tal vez hacerlo ellas mismas, nunca sería mejor que dentro del ámbito denominacional, ya que el obrero recibe una visión más amplia, no circunscrita a las fronteras ni a los intereses locales. Es debido a ese criterio que las convenciones son el marco adecuado donde se elaboran los programas de preparación ministerial y entrenamiento, desarrollo de líderes y visión misionera.

El Seminario Teológico Bautista “Rafael A. Ocaña” funciona desde 1906 preparando pastores para la obra cubana. Iniciado por el Dr Mc Call en su propia casa y atendiendo a los primeros seminaristas como sus propios hijos, comenzó la institución teológica evangélica más antigua de Cuba. Aunque tuvo épocas de receso, el Dr. Mc Call siempre se interesó en la preparación de los obreros mientras realizaban labores misioneras en sus campos. Desde 1935 nuestra institución teológica denominacional ha trabajado ininterrumpidamente, dotando a la obra bautista cubana de una pléyade de pastores bien preparados con una sólida base doctrinal y firmes conceptos denominacionales.

Cada año en la Asamblea Anual se reconoce aquellos siervos que han servido fielmente por 25 años, con la entrega del «Botón Fiel» honramos a aquellos que han servido en nuestra Patria predicando el Evangelio de Jesucristo. Resulta imposible contar sus historias personales y sus luchas, pero es hermoso verles delante de nosotros recibiendo el reconocimiento agradecido de esta Convención por su fidelidad y el trabajo de toda una vida. La Biblia nos enseña en 1 Tesalonicenses 5:11,  “Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra”.

No hay dudas de que un pastorado y cualquier otro ministerio puede desarrollarse al nivel de la iglesia local y ser muy efectivo, pero cuando este pastorado o ministerio se realiza en función y con el reconocimiento no de una sola iglesia, sino del concierto de todas, adquiere una dimensión mayor de servicio e influencia, que se revierte en el mayor desarrollo del propio ministro y sus funciones, lo cual a su vez le capacita para ser una bendición no solo a los suyos sino para todas las iglesias.

Entonces, ¿Qué es una Convención Bautista?

Es el ámbito donde aquellos a quienes Dios llama al ministerio pastoral o al servicio en otra esfera de la vida eclesiástica, pueden servir de una manera más amplia, invirtiendo su vida no solo en el marco de la iglesia local, sino en el compañerismo de todas las iglesias, quienes a su vez no solo reconocen el llamamiento de Dios para esos hombres y mujeres, sino que son bendecidas al aportar o recibir y reconocer obreros procedentes de las otras. De ese modo, todos aportamos al crecimiento espiritual de todos y somos bendecidos precisamente por ello.

Material escrito por el Pbro. Alberto I. González Muñoz  para el centenario de la Asociación en el año 2005.

¿Qué es una Convención Bautista? (IV)

La Convención: Proyectos comunes, esfuerzo conjunto, gozo de todos.

Es una oportunidad inigualable para las iglesias locales de participar unidas en proyectos comunes que interesen a todas y beneficien a todas. Es ampliar el horizonte y las posibilidades. Es mirar más allá, tal como dijo el profeta Isaías: “Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas, no seas escasa, alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas” (Isaías 54:2-3).

Una iglesia que se centre en sí misma y se preocupe solo por sí misma —ignorando la existencia, las opiniones y las necesidades de las otras— solo logra levantar barreras que la aíslan y le limitan cada vez más. ¡Cuántas bendiciones pierde una iglesia que cierra sus ojos a la vida denominacional!

Muchos son los proyectos comunes que la Convención Bautista de Cuba Occidental ha desarrollado durante sus cien años de vida. El desarrollo y la preparación de líderes, la educación teológica, instituciones como el Seminario Bautista, el Campamento y el Hogar de Ancianos, proyectos de benevolencia y más que todo, proyectos misioneros y de evangelismo  son el resultado glorioso de esfuerzos conjuntos para desarrollar empresas comunes, que a la vez, vuelcan en las propias iglesias incontables bendiciones y beneficios.

¿Qué bautista no ha sido beneficiado con su asistencia a un retiro en el campamento? Yumurí es un nombre amado que logra evocar en cada corazón bautista emociones irrepetibles. ¡En cuantas ocasiones Dios ha hablado a cada uno de nosotros en aquel “pedazo de cielo”, bajo su hermoso palmar y en la comunión gozosa de los hermanos!

¿Cuánto ha significado a la obra cubana nuestro seminario, que disfruta el privilegio histórico de ser la primera institución teológica evangñelica se abrió en Cuba, y que ininterrumpidamente desde principios del siglo pasado a formado y enviado obreros a la mies?

¿Cuántas iglesias han recibido apoyo financiero de la convención o de otras iglesias para construcciones y reparaciones durante estos cien años? ¿Cuántas veces la convención ha sido un canal receptor de ayuda para iglesias y pastores?

En momentos de tragedia y dificultad las iglesias se han unido para ayudarse y animarse. En esas ocasiones las iglesias que reciben se han sentido ayudadas y amadas, ¡pero las más bendecidas y satisfechas han sido las dadoras! La vida espiritual de las iglesias está diseñada de tal manera que mientras más se abren a la colaboración más reciben y más son prosperadas y edificadas.

No es aislándose y centrándose en sí misma como una iglesia verdaderamente crece y se desarrolla. El compañerismo y la cooperación con las otras iglesias en proyectos comunes ayuda a la iglesia local a desarrollar una visión amplia y más real de la obra de Dios y a la vez le permite valorarse a si misma y retarse a un ministerio mayor, al comprobar y gozarse en lo que las otras están haciendo y en como el Señor bendice y usa a cada una de sus iglesias.

¿Qué es entonces una Convención Bautista?

Es el ministerio de la iglesia local tocando y bendiciendo a otras iglesias, interesándose en la vida de las demás, para ayudar a su bienestar y prosperidad. Es la iglesia yendo más allá de sus propias fronteras geográficas, extendiendo así su esfera de servicio y su influencia, bendiciendo, animando a sus hermanas y juntándose a ellas para lograr lo que sola no puede lograr.

Material escrito por el Pbro. Alberto I. González Muñoz para la celebración del Centenario de la Asociación en el año 2005.

¿Qué es una Convención Bautista? (III)

La Convención: una oportunidad de ver la obra de Dios en otros.

En un mundo en que cada vez más el individualismo, la competencia y la lucha despiadada por la supremacía de unos sobre otros es cada vez más evidente, el espíritu de cooperación que da vida a las iglesias bautistas es cada vez más necesario.

Contrariamente a lo que algunos piensan, una iglesia no pierde su libertad al asociarse a otras para proyectos comunes. La efectividad de una asociación de iglesias está determinada por el hecho de que las mismas, soberanas y autónomas, deciden afiliarse voluntariamente con iglesias iguales. Al hacerlo, están reconociendo no solo la obra que el Señor hace a través de ellas, sino gozándose en que el mismo Dios bendice y usa a otros, el mismo Espíritu Santo que opera en ellas, lo hace en otras de igual manera. De ese modo reconocen que la misma fe que profesan y los principios que sostienen; de por sí les llevan a formar parte de una comunidad mayor que no puede ser ignorada.

¿Qué gana una iglesia bautista al unirse voluntariamente a otras?

En primer lugar gana reconocimiento. ¡No está sola! Otros reconocen y valoran su existencia y le reciben como parte de un cuerpo que se esfuerza por llevar adelante el cumplimiento de la Gran Comisión. Otros oran por ella y sus necesidades. Reconocen sus éxitos y sufren sus problemas. Recibir a una iglesia bautista en el seno de la Convención es alabar a Dios por su existencia y por la obra que ha hecho en cada uno de sus miembros.

En segundo lugar recibe oportunidades de servicio a otros. Algunos piensan en una convención de iglesias solo previendo lo que pudieran recibir de las otras. Pero el espíritu bautista de cooperación se basa no tanto en lo que una iglesia puede recibir, sino en lo que todas juntas pueden dar para incrementar sus esfuerzos por la obra de Dios.

Entonces, al venir a formar parte de una convención, la clave no es preguntarnos ¿qué puedo recibir? Sino ¿qué puedo aportar? De esa manera la Convención es un valioso racimo de oportunidades para cualquier iglesia que quiera mirar más allá de su propio vecindario y ser parte de la obra misionera nacional y mundial.

Una convención ayuda a la iglesia extender su influencia, su visión, su obra y su ministerio. La relaciona con hermanos de otras iglesias proveyendo fuentes inagotables de compañerismo y solidaridad. De ese modo, ciertamente una iglesia bautista recibe mucho de la Convención, pero el secreto para recibir depende de la medida en que esté dispuesta a dar y a reconocer todas las oportunidades de servicio que se le presentan al vivir formando parte de una comunidad de iglesias.

No hay duda entonces. Al asociarse a una convención, una iglesia bautista recibe bendiciones sin límite. Su vida se enriquece con su participación denominacional y de esa manera el crecimiento espiritual y la vida de sus miembros es bendecida y estimulada.

¿Qué es, entonces una Convención Bautista?

Es la posibilidad de constatar en una esfera mayor, cuánto Dios está haciendo en cada iglesia para llevar adelante su plan de redención. Es poder gozarnos al ver Su obra en otros y sentir que podemos hacer algo para el bienestar de todos y para la Gloria de Dios. Pertenecer a una Convención permite a cada iglesia estar en posición de dar y bendecir a otros, lo cual es la única forma bíblica de cumplir la voluntad de Dios para cada congregación de creyentes.

Material escrito por el Pbro. Alberto I. González Muñoz para la celebración del Centenario de la Asociación en el año 2005.