¿Qué es una Convención Bautista? (IV)

La Convención: Proyectos comunes, esfuerzo conjunto, gozo de todos.

Es una oportunidad inigualable para las iglesias locales de participar unidas en proyectos comunes que interesen a todas y beneficien a todas. Es ampliar el horizonte y las posibilidades. Es mirar más allá, tal como dijo el profeta Isaías: “Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas, no seas escasa, alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas” (Isaías 54:2-3).

Una iglesia que se centre en sí misma y se preocupe solo por sí misma —ignorando la existencia, las opiniones y las necesidades de las otras— solo logra levantar barreras que la aíslan y le limitan cada vez más. ¡Cuántas bendiciones pierde una iglesia que cierra sus ojos a la vida denominacional!

Muchos son los proyectos comunes que la Convención Bautista de Cuba Occidental ha desarrollado durante sus cien años de vida. El desarrollo y la preparación de líderes, la educación teológica, instituciones como el Seminario Bautista, el Campamento y el Hogar de Ancianos, proyectos de benevolencia y más que todo, proyectos misioneros y de evangelismo  son el resultado glorioso de esfuerzos conjuntos para desarrollar empresas comunes, que a la vez, vuelcan en las propias iglesias incontables bendiciones y beneficios.

¿Qué bautista no ha sido beneficiado con su asistencia a un retiro en el campamento? Yumurí es un nombre amado que logra evocar en cada corazón bautista emociones irrepetibles. ¡En cuantas ocasiones Dios ha hablado a cada uno de nosotros en aquel “pedazo de cielo”, bajo su hermoso palmar y en la comunión gozosa de los hermanos!

¿Cuánto ha significado a la obra cubana nuestro seminario, que disfruta el privilegio histórico de ser la primera institución teológica evangñelica se abrió en Cuba, y que ininterrumpidamente desde principios del siglo pasado a formado y enviado obreros a la mies?

¿Cuántas iglesias han recibido apoyo financiero de la convención o de otras iglesias para construcciones y reparaciones durante estos cien años? ¿Cuántas veces la convención ha sido un canal receptor de ayuda para iglesias y pastores?

En momentos de tragedia y dificultad las iglesias se han unido para ayudarse y animarse. En esas ocasiones las iglesias que reciben se han sentido ayudadas y amadas, ¡pero las más bendecidas y satisfechas han sido las dadoras! La vida espiritual de las iglesias está diseñada de tal manera que mientras más se abren a la colaboración más reciben y más son prosperadas y edificadas.

No es aislándose y centrándose en sí misma como una iglesia verdaderamente crece y se desarrolla. El compañerismo y la cooperación con las otras iglesias en proyectos comunes ayuda a la iglesia local a desarrollar una visión amplia y más real de la obra de Dios y a la vez le permite valorarse a si misma y retarse a un ministerio mayor, al comprobar y gozarse en lo que las otras están haciendo y en como el Señor bendice y usa a cada una de sus iglesias.

¿Qué es entonces una Convención Bautista?

Es el ministerio de la iglesia local tocando y bendiciendo a otras iglesias, interesándose en la vida de las demás, para ayudar a su bienestar y prosperidad. Es la iglesia yendo más allá de sus propias fronteras geográficas, extendiendo así su esfera de servicio y su influencia, bendiciendo, animando a sus hermanas y juntándose a ellas para lograr lo que sola no puede lograr.

Material escrito por el Pbro. Alberto I. González Muñoz para la celebración del Centenario de la Asociación en el año 2005.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s